“Nunca aprenderemos”: El Papa lamenta las continuas guerras en el mundo