Seleccionar página

Radio Betania 05.10.2020 Maíla Santana misionera en la comunidad catolica Shalom, acaba de renovar sus promesas al Señor, junto a dos de sus hermanos de la comunidad, la ceremonia se realizó este sábado 3 de octubre durante la misa en la parroquia San José Obrero.

Para la misionera lo mas hermoso de su vocación es poder ofrendar su vida en favor de los jóvenes, “para la vocación Shalom los jóvenes tienen la primacía, son el objetivo primero en nuestra evangelización” dijo, y con ellos son llamados al encuentro de las familias de los niños, de los jóvenes, de todos los hermanos que aún no han conocido a Dios.

Como laicos consagrados viven su seguimiento a Cristo a través de las promesas: Pobreza, castidad, obediencia, contemplación en la unidad a la Evangelización.
“En estas promesas decidimos seguirlo a Él, cuando entramos a la comunidad deseamos vivir esta vida para siempre, cuando yo digo si a mi vida misionera, a mi vida de oración, a mi vida de apostolado, a mi vida de fraternidad, de esta forma cada dia digo si a esta vocación específica y voy construyendo el sí para siempre, voy feliz porque sé que este camino es la voluntad de Dios para mi “. Manifesto.

Maila cuenta que conoció al Señor siendo adolescente, llegó a la comunidad con muchas dudas y un gran desafío existencial, que importante fue hacer una experiencia con Dios; hoy cada vez que está en un retiro, una consejería, en un grupo de oración o va al encuentro de un joven siente que es un instrumento, un auxilio para que el joven tenga una experiencia con el Amor de los Amores, esto renueva su vida, renueva el sentido de su vocación el ser llamada para entregar su vida en favor de los demás, “para mí lo más hermoso es saber que mi vida aunque pequeña, es instrumento de amor y misericordia del Señor en la vida de los jóvenes a través de la vocación”.

SER MISIONERA ES VIVIR LA MISIÓN
Para el fundador de la comunidad Shalom no hay diferencia entre vida y misión, “quiere decir, cuando yo vivo lo que Dios ha pensado para mi estoy viviendo mi misión, cada vez que evangelizó para que otras personas tengan una experiencia con Jesús que es la paz, el shalom de Dios entonces yo estoy viviendo mi vida misionera”. Reflexiono.

 

Compartir en: