El centro de eventos “Lomas del Urubo” acogió a los participantes del EMO 2018, del  24 al 26 de octubre.

Representantes de obras y parroquias de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada reflexionaron sobre la misión, experiencias, desafíos y exigencias de la misión oblata en Bolivia

Miguel Córdova Vicario de la parroquia San Martin de Porres, accedió a una entrevista con Radio Betania puntualizando que el encuentro tiene por objetivo diseñar un plan de acción junto a los laicos “Estamos reunidos aquí de Cochabamba, Oruro, Potosí y Santa Cruz, son laicos que trabajan con nosotros en parroquias y obras oblatas, a esto llamamos justicia y paz”

Mónica Cuaquira,  parte de la obra oblata en Cochabamba CEPROMI (Centro de promoción de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada) donde se da formación humana a las mujeres migrantes y temas de liderazgo, expresó: “ En este encuentro se vive un ambiente de fraternidad, me siento en familia, estamos analizando y reflexionando sobre la realidad y juntos construir un plan de acción, me llevo del encuentro este compartir y el deseo de seguir trabajando y hacer que el carisma de los oblatos siga extendiéndose”

Tomasina Molina, médico del dispensario Oblato en Oruro, manifestó: “estamos presente de Oruro dos personas y hemos compartido todo el encuentro con el propósito de seguir la visión y misión de los Oblatos, estamos sacando conclusiones de lo que se va trabajar en coordinación entre parroquias y obras”

El encuentro finalizó el viernes 26 de octubre a medio día, con las conclusiones y desafíos que deben ser trabajados conjuntamente en la misión de toda obra oblata.