Seleccionar página

Radio Betania 28. 04. 2020// La Hermana del Amor de Dios lleva dentro un corazón misionero, heredado de su fundador. Felicidades en sus 156 años de congregación.

Un 27 de abril de 1864 nació la congregación de las hermanas del Amor de Dios en Zamora – España su fundador fue el Padre Gerónimo Mariano Usera, bajo la protección del espíritu Santo y la Virgen María, la congregación tiene como protector a San José y San Bernardo, este 27 de abril de 2020 celebraron 156 años de fundación, la fiesta termino siendo en casa por la pandemia que azota a todo el mundo, los jóvenes del Amor de Dios fueron los primeros en abrir los festejos por los 156 años,  por medio de las redes sociales, el domingo 26 de abril tuvieron una celebración a las 19:00 hrs dando gracias al Señor por esta congregación aquí en Bolivia y en los lugares donde  alcanza el carisma del P. Usera, participaron jóvenes de La Paz, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz lugares donde las hermanas del amor de Dios tienen su misión en , colegios, hogares, hospitales y parroquias.  Las Hermanas del Amor de Dios llevan dentro un corazón misionero, heredado de su fundador.

La religiosa Nancy Cornejo informo a Radio Betania que el día lunes 27 de abril aquí en Santa Cruz tuvieron una celebración de acción de gracias por los 156 años de fundación, a las 11:00hrs.  Presidio Mons Rene Leigue obispo auxiliar de Santa Cruz,  concelebro P. Mario Laveran párroco de la Parroquia San José Obrero. la celebración fue transmitida por el faceboock de la parroquia.

El Carisma de las hermanas del Amor de Dios es, encarnar el amor de Dios en la vida, de manera que cada hermana sea ese testimonio vivo de amor desde el lugar donde se encuentre, su misión y espiritualidad es el amor que se cimienta en 4 pilares,  sencillez, humildad, trabajo, alegría.

Vídeo movimiento Jóvenes Amor de Dios

LA FRATERNIDAD ENTRE LAS HERMANAS ES LO QUE SOSTIENE MI VIDA CONSAGRADA

Testimonio de Marleny Galbarro nacida en Montero, se prepara para sus votos perpetuos.

“Desde el primer momento que recibí la invitación, sentí la cogida y esos brazos abiertos fue lo que me cautivo para seguir este estilo de vida, encontré sencillez, alegría, la  fraternidad que viven las hermanas y que ahora sostiene mi vida consagrada”

La joven religiosa comenta que por motivos de trabajo y estudio tuvo que trasladarse de Montero a Santa Cruz, fue un momento difícil en su vida, asegura que  “en  ese caminar  el Señor va buscándome”, recuerda que por esos tiempos sus amigos y personas cercanas la invitaban a ir a misa, es entonces que empezó a escuchar Radio Betania, “ uno de los elementos que me ha ayudado en mi proceso vocacional ha sido Radio Betania, sus programas, oraciones, misa diaria”,  por consejo de un sacerdote,  busco la parroquia más cercana a su domicilio, un domingo salió de  casa y se guio por el sonido de  las campañas y llego a la parroquia San José Obrero, donde empezaría una de sus mejores aventuras con el Señor.

Han pasado 10 años desde que ingreso a la comunidad Amor de Dios desde aquella invitación que le hizo una de las hermanas a un retiro, como ella dice, ”acepte subir al último tren de mi vida, tengo la dicha de vivir y compartir el carisma de la congragación con tantos jóvenes y señoritas en esta parroquia, después de muchos años he vuelto a esta parroquia donde empecé mi camino vocacional”,  actualmente Marleny  vive su carisma junto a 4 hermanas que se dedican al trabajo pastoral en la parroquia San José Obrero, muy contenta de experimentar esa vida entregada  al Señor, “ cada día voy intentando unirme más a él en fidelidad y constancia, doy gracias por eso, les digo a los jóvenes y señoritas que vale la pena arriesgarse y ponerse en el camino del Señor”.

TRABAJO PASTORAL EN LA PARROQUIA SAN JOSÉ OBRERO

En Santa Cruz su misión principal es  parroquial, catequesis en todos sus ámbitos bautizos, Primera Comunión, confirmación, matrimonio, catequesis de adultos, acompañando al grupo juvenil  Pan  con leche, un grupo muy numeroso jóvenes entusiastas,  movimiento seglar Amor de Dios, son gente comprometida, en proceso de  consagrar su vida al Señor pero como seglar,  movimiento de caritas,  la hna. Josefa de hace cargo de ello,  y en toda la dinámica de la parroquia a la cabeza del Párroco Padre Mario Laveran  y ya próximos a la fiesta de la parroquia están  en la novena a puertas cerradas.

De izquierda a derecha, Marleny, Josefa, Teresa, Nancy

DIOS SIGUE TOCANDO MI VIDA Y  LA VIDA DE OTROS JÓVENES

Nancy religiosa nacida en Sacaba – Cochabamba procedente de una familia numerosa relato  a Radio Betania que a sus 15 años sintió la vocación religiosa, al recibir la invitación para ser catequista.

Para entender  la palabra vocación es entrarnos en  lo que es la  llamada y Dios  llama en un contexto familiar, Nancy Cornejo es la hija mayor de Demetrio y Nora ambos creyentes de la fe católica, creció en un ambiente cristiano  junto a sus siete hermanos.  A los 15 años a través de las Hijas de la Caridad  Nacy confiesa que el Señor toca su puerta para prepararse en el  sacramento de confirmación ahí en ese proceso recibe  la  invitaron para  ser catequista,  “Dios tiene sus caminos,  en ese camino yo sentí el deseo de servir al Señor haciendo algo más, dedicándole mi tiempo“, desde aquel entones   empezó a formar parte del grupo juvenil de su parroquia.

Pasando el tiempo sus padre la envían a estudiar a un colegio a Cochabamba coincidentemente dice “voy a un colegio de las hermanas del Amor de Dios”, ahí conoció a una hermana que era la encargada de la pastoral juvenil del colegio, “ella irradiaba alegria, felicidad y yo dije eso quiero para  mí”, pero aun así Nancy no tenía claro su camino, con la ayuda de amigos sacerdotes empezó a conocer a otras religiosas, ya que en Cochabamba abundan las casas religiosas por eso se considera el pequeño Vaticano en Bolivia, “conocí a muchas congragaciones y termine donde había empezado con las hermanas del Amor de Dios”; las hermanas  le abrieron las puertas  de la congragación,  le extendieron sus brazos demostrando un amor concreto eso fue lo que cautivo a Nancy la acogida de las hermanas,  “me invitaron a su mesa como a los de Emaús a compartir mis inquietudes, me brindaron cariño apoyo eso me llevo a  reconocer al Señor en mi vida”.

Ingreso a la congregación a los 18 años, hizo el noviciado en México, regreso a Bolivia ya siendo hermana del Amor de Dios, ha estado en La Paz  “allí he estado con los niños y jóvenes en el Colegio Amor de Dios durante 17 años” de La Paz a Santa Cruz a la Parroquia San José Obrero  desde febrero del  2019 “en esta bella ciudad donde sigo confirmando que Dios me quiere aquí con Él, me siento plenamente amada con  tantos gestos de cariño,  con tanta gente y como Dios nunca se deja vencer en generosidad sigue tocando mi vida y la vida de otros jóvenes con tantos testimonios tan maravillosos de vida en Dios, de vida en santidad que hay en Santa Cruz”

 

Compartir en: