Seleccionar página

Mons. Sergio Gualberti, pide ser “Solidarios con nuestros ancianos y hnos. desamparados”, ante la pandemia del coronavirus

Campanas/ 30/03/2020/ Ante la cuarentena que estamos cumpliendo y la cual es una medida muy necesaria para controlar la pandemia del coronavirus, Monseñor Sergio Gualberti, en una misiva pide a los Sacerdotes y fieles de las Parroquias de la Arquidiócesis de Santa Cruz, ser “Solidarios con nuestros ancianos y hermanos desamparados”

Hay hermanos ancianos solos, personas abandonadas,  los que viven del día a día, los migrantes y tantos otros hermanos desamparados son los que sufren más las consecuencias de estas medidas y que necesitan con urgencia de una mano solidaria.

Si bien está en marcha un programa de colaboración de parte de las autoridades civiles, sin embargo la envergadura del problema y la urgencia de esas necesidades, nos urgen a aportar con nuestra colaboración, en particular en este tiempo de Cuaresma en camino a la Pascua.

El Arzobispo de Santa Cruz,  confiando en su espíritu de caridad cristiana, pide a todos ustedes, en el nombre del Dios de la vida, ofrecer una ayuda concreta a su vecino necesitado y en particular a las Caritas Parroquiales organizar creativamente un servicio de asistencia.

Misiva

Santa Cruz, 30 de marzo de 2020.

SOLIDARIDAD CON NUESTROS ANCIANOS Y HERMANOS DESAMPARADOS

A los hermanos sacerdotes y fieles de nuestras Parroquias:

La cuarentena que estamos cumpliendo, medida muy necesaria para controlar la pandemia del coronavirus y que nosotros apoyamos,  conlleva por otro lado varios problemas.

Hermanos ancianos solos, personas abandonadas,  los que viven del día a día, los migrantes y tantos otros hermanos desamparados son los que sufren más las consecuencias de estas medidas y que necesitan con urgencia de una mano solidaria.

Si bien está en marcha un programa de colaboración de parte de las autoridades civiles, sin embargo la envergadura del problema y la urgencia de esas necesidades, nos urgen a aportar con nuestra colaboración, en particular en este tiempo de Cuaresma en camino a la Pascua.

Por eso, confiando en su espíritu de caridad cristiana, pido a todos ustedes, en el nombre del Dios de la vida, ofrecer una ayuda concreta a su vecino necesitado y en particular a las Caritas Parroquiales organizar creativamente un servicio de asistencia.

Unidos en este esfuerzo común invoco sobre todos y cada uno de ustedes las bendiciones del Señor

+ Sergio Gualberti

Arzobispo de Santa Cruz

 

Compartir en: