Seleccionar página

Radio Betania 14.08.2020 //Los Tiempos// Urkupiña, la fiesta patronal más grande de Cochabamba, arranca este viernes con el desafío de fortalecer su llegada a los devotos de la Virgen María de Urkupiña a través de las nuevas tecnologías como consecuencia de la pandemia del coronavirus, que reducirá drásticamente la visita de los peregrinos.

Los actos centrales de la festividad comienzan este viernes con la una misa y una demostración de danzas folklóricas en el atrio del templo de San Ildefonso de Quillacollo a las 10:00.

En tanto, sábado 15 a las 11:00 se realizará la misa central en el templo con la presencia de algunas autoridades en un acto en el que se cuidará el distanciamiento social para prevenir el coronavirus. La eucaristía será transmitida a través de redes sociales como las páginas de Facebook del templo y del santuario.

El domingo 16 de agosto se realizará una peregrinación simbólica al Calvario, en el cerro de Cota, a las 9:00. En el santuario se oficiará una misa a las 11:00.

Antes de la pandemia, al menos un millón de visitantes llegaba a Quillacollo para la festividad, durante todo el mes de agosto. Sin embargo, este año las actividades están suspendidas para prevenir aglomeraciones y contagios de Covid-19.

A pesar de ello, Quillacollo permitirá actividades este viernes y algunos devotos llegaron ayer para dejar flores y velas en el altar de la Virgen de Urkupiña.

Feriado

A pesar del anuncio de declarar Feriado Departamental el 14 de agosto por parte de la Gobernación, el Ministerio de Trabajo descartó esta posibilidad, porque la normativa no está avalada por una ley nacional.

 

 

Compartir en: