Seleccionar página

Radio Betania 26.10.2020 // Rome Reports// Con la pandemia aún causando miles de muertos en todo el mundo, este año el mes de noviembre tendrá una mayor connotación. Es el tiempo que la Iglesia dedica a rezar especialmente por el descanso eterno de los difuntos.

Este año, para evitar aglomeraciones en iglesias y cementerios y facilitar la devoción de los fieles, el Vaticano ha ampliado a todo el mes de noviembre la posibilidad de obtener la Indulgencia Plenaria reservadas para la primera semana de noviembre y para la conmemoración de todos los fieles difuntos, el 2 de noviembre.

MASSIMO DEL POZZO
Pontificia Universidad de la Santa Cruz
9 de enero de 2016

“Es una gran manifestación de misericordia y piedad. La Iglesia muestra su maternidad poniendo a disposición medios para arreglar todas las deudas y consecuencias del pecado”.

La Penitenciaría Apostólica explica que los ancianos, los enfermos y aquellos que no puedan salir de casa podrán obtener la Indulgencia Plenaria uniéndose espiritualmente a todos los demás fieles rezando alguna oración por los difuntos, con la intención de cumplir lo antes posible las tres condiciones habituales (confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa) frente a una imagen de Jesús o de la Virgen María.

Compartir en: