Seleccionar página

Radio Betania 19.05. 2022 jóvenes misioneros (JOMIS) de Santa Cruz, realizaron el II Encuentro Arquidiocesano de familias misioneras, con el lema: “Familia Misionera, Modelo de Comunión y Misión, fuente de Luz para el Mundo”, el encuentro tuvo lugar en la casa de espiritualidad Marista el domingo 15 de mayo, de 07:30 am, a 16:30 horas, la organización del encuentro estuvo a cargo de la parroquia María Reina de las Américas junto con el equipo arquidiocesano de misiones.

Belén Suárez animadora misionera, expreso que los participantes disfrutaron de una jornada cargada de actividades propias de familia, por la mañana tuvieron oración, reflexión, trabajo en  grupo y entre familias, un almuerzo en familia al aire libre y por la tarde actividades de recreación, “fue una jornada llena de bendición, entusiasmo y alegría,  se nota que los jóvenes son misioneros en sus casas, han traído a toda su familia papa, mamá, hermano, y en algunos casos han traído a sus tías” expreso.

El encuentro tuvo como invitado a Ricardo Miño Laico Marista quien impartió la reflexión sobre el lema Familia Misionera, Modelo de Comunión y Misión, fuente de Luz para el Mundo”.

En su reflexión Ricardo propuso tres verbos, respondiendo a la pregunta ¿Qué necesita la familia para vivir una experiencia de comunión dentro de la familia?

1er. VERBO ESCUCHAR .- Estar abiertos a esa capacidad de escucha, estar atento a los otros y  a empezar a escucharse así mismo, escuchar nuestro cuerpo, escuchar nuestra conciencia, escuchar nuestras necesidades porque muchas veces estamos pendiente de los demás y nos olvidamos de nosotros mismos,   luego en la familia aprender a escuchar a la pareja, las necesidades que tienen los hijos, sus deseos, sus problemas, situaciones que están pasando y como padres como madres saber acoger con atención y con cariño a los hijos.

Ricardo reflexiono que “una familia misionera tiene que escuchar a otras familias hay tantos clamores, gritos de pobreza, angustias, una familia misionera debe estar atenta al clamor de los que sufren y no quedarse indiferente” puntualizo.

Así mismo dejo en claro la importancia de escuchar a Dios en la familia, escuchar su palabra, escuchar lo que el Señor esta pidiendo, el nos habla por medio de los sacramentos, por medio de la realidad,” nuestra actitud como familia sinodal debe ser la escucha”, dijo

2do VERBO ORAR. – La oración es lo más importante, orar sintiéndonos en comunión con Dios, orar por las necesidades de la humanidad, el Papa Francisco con frecuencia nos pide que oremos por él, nos está pidiendo que oremos por los países en guerra, orar por tantos signos de violencia que existe en el mundo.

“que hermoso cuando una pareja se bendice mutuamente ora cada día el uno por el otro, que hermoso cuando los padres bendicen a los hijos antes de salir de casa y lo primero que hacen en la mañana es una oración bendiciendo a sus hijos, que hermoso cuando los hijos oran y bendicen a sus padres, y le piden a Dios que les de salud trabajo, serenidad, paz en su corazón” expreso Ricardo

3er. VERBO AMAR. – Amarnos a nosotros mismos, cuidarnos, atender nuestras necesidades biológicas, espirituales, intelectuales, cuidar nuestra salud, cuidar nuestro tiempo personal de oración, de lectura, de formación como cristianos.

“Amar con ese amor como expresión concreta de servicio a los demás, no ese amor sentimental, afectivo sabor a chocolate, a helado no, no sino el amor que es donación de servicio y entrega”

TESTIMONIOS

Rafael Rosales, “es una bonita experiencia compartir con mi familia, con otras parroquias y otras personas, compartimos un bello momento de reflexión sobre cómo debemos escuchar, orar y amar en familia, a la vez como caminar juntos como una familia sinodal”.

Claudia Regina Gareca “que mejor celebrar el día de la familia aquí en este encuentro, salimos contentos, con mi familia nos hemos propuestos dejar el celular a la hora de la comida, pues queremos ser una familia misionera desde casa.”

Ricardo Miño, estoy feliz este encuentro es un signo de esperanza aquí hay varias parejas, han venido a acompañar a su hijo/a esto quiere decir que ese joven ha sido un misionero en su casa, ha sabido aprovechar esa oportunidad que el Señor le ha dado, salen del encuentro robustecidos en su fe”.

Galería de Fotos