Seleccionar página

Radio Betania 17.02.2021 //Campanas//. Desde la Basílica Menor de San Lorenzo Mártir – Catedral, el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, afirmó que la cuaresma es el tiempo oportuno para volver al Señor, “él es bondadoso y compasivo”, volvamos a la casa de nuestro Padre que nos ama y espera.

Hoy, miércoles de ceniza, iniciamos la cuaresma, un tiempo de sacrificio, entrega y responsabilidad para prepararnos a nivel personal y como pueblo de Dios, a recorrer el camino de cuarenta días en preparación al encuentro con Cristo muerto y Resucitado. Esta es una gran oportunidad que nos ofrece la Iglesia para una sincera conversión, una renovación interior que exige de parte nuestra renunciar a todo lo que nos mantiene lejos de Dios para hacer una experiencia personal de Dios, fuente de la misericordia.

Así mismo el prelado dijo que, nuestras debilidades, infidelidades y pecados no nos tienen que acobardar en pedir perdón a Dios, tampoco podemos esperar de ser dignos para volver a la casa del Padre, sólo tenemos que confiar en su misericordia: “Señor no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para salvarme”.

También el Arzobispo afirmó que la cuaresma no consiste simplemente en cumplir un conjunto de prácticas, como la penitencia, el ayuno, la abstinencia, la limosna, la oración, estas son una gran ayuda. Lo que no puede faltar, es la actitud de apertura al Señor, permitir que Él entre en nuestra vida, dejarlo obrar libremente en nosotros y así experimentar cuán grande es su amor.

Queridos hermanos y hermanas, en esta cuaresma dediquemos un espacio privilegiado al silencio, a la oración, a la caridad y solidaridad con los hermanos necesitados y al encuentro personal con el Señor, abriendo nuestro corazón a la acción santificadora de Dios dijo Monseñor desde la Catedral en la celebraión de miércoles de ceniza.

 

Compartir en: