Seleccionar página

Radio Betania 24.03.2022 Alan José Marañón Ortuño recibió el sacramento del Orden Sagrado de manos del arzobispo de la Arquidiocesis de La Paz Mons. Percy Galvan el pasado 19 de marzo en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción en la zona de Villa Victoria en la ciudad de La Paz.

Alan José pertenece a la congragación Oblatos de San José,  prestan sus servicios en diferentes departamentos de Bolivia, en la arquidiócesis cruceña están en dos parroquias: Santísima Trinidad en la zona de la Pampa de la Isla, Nuestra Señora del Rosario en Warnes.

PRIMERAS MISAS: Parroquia Santísima Trinidad (Santa Cruz – Pampa de la Isla) Viernes, 25 de marzo a hrs. 19:00

Parroquia Ntra. Sra. del Rosario (Santa Cruz – Warnes) Domingo, 27 de marzo a hrs. 19:30

Desde la parroquia Santísima Trinidad Alan José brindo una entrevista a radio Betania y compartió su testimonio vocacional.

¿Cuéntanos de tu familia, donde naciste y por qué la ordenación fue en la Paz y no en Santa Cruz?

Soy boliviano he nacido en la ciudad de La Paz, un 19 de marzo de 1994, mis padres son René y María y tengo un hermano que vive en Chile junto a su familia, se llama Cesar.

La ordenación sacerdotal fue en La Paz porque allá esta la parroquia de mi nacimiento, me acompañaron mis padres y mi abuelita, mis familiares cercanos, amigos del colegio y de toda la vida.

Aquí en santa Cruz he dado dos pasos importantes camino al sacerdocio, en la parroquia Santísima Trinidad he realizado los votos perpetuos y en la parroquia de Warnes he realizado la ordenación diaconal así que ya tocaba ir a La Paz.

¿A qué edad surgió el llamado a la vida sacerdotal, como conociste a la congragación algo especial que marco tu vida para empezar esta aventura con el Señor?

Kínder, primaria y secundaria hice en el colegio San José que está a cargo de los padres Oblatos de San José, al lado está la parroquia Nuestra Señora de la Asunción allí fui bautizado, pasado los años llego el momento de la Primera Comunión fue ahí que me acerque más a la parroquia, me invitaron a formar parte de un coro, me prepare para ser catequista luego monaguillo, todas estas experiencias dentro de la parroquia han marcado mi vida para siempre.

 19 de marzo, día de San José patrono de la Iglesia universal y este mismo día fue tu consagración sacerdotal, que nos dices de este acontecimiento.

Quiero agradecer a Dios y a mis superiores porque me han concedido que la ordenación sacerdotal sea el 19 de marzo, para mi esta fecha en muy importante y fundamental en mi vida, 19 de marzo yo he nacido, un año después el 19 de marzo me bautizaron por tanto he nacido como hijo de Dios, y por eso llevo como segundo nombre José, además soy egresado del colegio San José y soy Oblato de San José por eso esta fecha es muy significativa por que quiero asemejarme a San José que es un hombre de Dios, que ama la virgen María y da su vida por nuestro Señor Jesucristo.

¿Qué ha tenido que ver la Virgen María y su esposo San José en tu vida vocacional?

Desde que ingrese a la parroquia a la Primera Comunión para mi ha sido muy importante la figura de María y de su esposo San José por que me han ensañado a amarle como verdaderos padres espirituales, mi parroquia se llama Nuestra Señora de la Asunción dedicada a la Virgen María, y los padres Oblatos de San José con los cuales siempre teníamos una gran fiesta por San José, de estos dos santos Nuestra Madre Santísima y su esposo me he agarrado de su mano para que me lleven hasta su hijo Jesús.

¿Tenemos varias virtudes para imitar de San José? A inspiración de San José, ¿Qué virtudes motiva Alan a imitarlo?

Vivir la espiritualidad de San José es muy importante en la vida de todos los cristianos católicos ya que es el santo que hace de las cosas ordinarias de forma extraordinaria una ofrenda a Dios, José no era ni sacerdote, ni profeta, ni rey, no tenía ninguno de estos títulos, era solamente el esposo de María y el padre de Jesús y sin embargo este trabajo que Dios le encomendó ha hecho que esté en el cielo más alto que todos los santos, las virtudes que podemos imitar es su silencio que nos hace tanto bien en algunos momentos de la vida para meditar para tomar buenas decisiones, para orar, también esta la laboriosidad el amor al trabajo él mismo enseño a Jesús a trabajar como carpintero, por tanto tengo muchas virtudes para imitar de San José, un hombre de Dios, casto, justo, pobre, obediente a Dios.

Al concluir la entrevista, ¿Cuál es tu agradecimiento a tanta gente que te acompaño, y fue testigo de este día especial?.

Muchas gracias a radio Betania por la entrevista, agradezco de todo corazón a la audiencia por sus oraciones, Dios ha querido regalarme esta vocación del sacerdocio, pero también regala este servicio del sacerdocio a toda la Iglesia, así también quiero dar gracias a todas las personas de nuestras parroquias, ellos han vivido conmigo este momento, ¡qué bello es sentirse acompañado! Gracias.