Seleccionar página

Radio Betania 01.02.2021 //Campanas//. La Iglesia de Santa Cruz de la Sierra expresa su sentida condolencia a la Congregación Misioneros de la Sagrada Familia, por el fallecimiento del P. Milton Sulzbacher, MSF, Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

 “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mi mano”. Juan 10,27 – 27

Monseñor Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, los Obispos Auxiliares, Mons. Braulio Sáez (Obispo Emérito), Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Mons. René Leigue, Vicario General, P. Juan Crespo, Sacerdotes, Religiosas, Religiosos, Diáconos Permanentes y Agentes de Pastoral, a nombre de la Iglesia cruceña expresan su sentida condolencia y adhesión a los sentimientos de dolor de la Familia de la Congregación Misioneros de la Sagrada Familia y la  Familia Sulzbacher,  por el retorno a la Casa del Padre del Reverendo:

El Sacerdote de la Congregación Misioneros de la Sagrada Familia, Milton Sulzbacher, MSF, nació el 12 de julio de 1975 en Maravilha Santa Catarina y falleció en la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra – Bolivia, hoy 01 de febrero a la edad de 45 años.

 

Era hijo de Roque y Marlene Bremm Sulthacher, pequeños agricultores.  Cuando aún era un niño, su familia se mudó a Palmitos / Sc, donde Milton completó la educación básica y, después de unos años, asistió y completó la escuela secundaria.

Trabajó durante algunos años como jornalero y autónomo en la agricultura, incluso como líder sindical. En respuesta a una invitación del Padre Vergílio Moro, quien notó la dedicación apostólica del joven Milton en la catequesis y la pastoral juvenil, asumió el rol de agente pastoral a tiempo completo para la parroquia San Judas Tadeo, en Palmitos. En el desempeño de este ministerio, despertó a la dimensión misionera de la Iglesia, inicialmente como laico. Posteriormente, discernió que su camino sería la vida misionera consagrada, fue acompañado por el Servicio de Animación Vocacional de la Provincia y, en 2009, fue recibido como aspirante, en la Comunidad Nazaré Libertadora, en Goiânia.

Aprobado para el Postulantado, Milton se trasladó a la Postulantado Sagrada Familia, estudió y se licenció en Filosofía por el Instituto Superior de Filosofía Berthier (Passo Fundo / RS), en 2012. Aprobado para la etapa de noviciado, Milton se trasladó a Santiago de Chile, donde cursó el noviciado, bajo la dirección del P. Fernando Ibáñez msf.  Profesó sus votos el 12 de enero de 2013, convirtiéndose en religioso Misionero de la Sagrada Familia.

Entre 2013 y 2016, estudió y completó un curso de teología en el Instituto Santo Tomás de Aquino (Belo Horizonte / MG).  Fue ordenado presbítero en Palmitos / SC, el 14 de julio de 2017.

El P. Milton siempre dejó en claro su disponibilidad para misiones fronterizas y, por lo tanto, a las pocas semanas de la ordenación partió para Bolivia, y pasó a formar parte de la Comunidad de Misión latinoamericana de los Misioneros de la Sagrada Familia en Santa Cruz de la Sierra.  Allí se desempeñó como vicario parroquial y, posteriormente, párroco de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en el barrio Tierras Nuevas, junto con la responsabilidad de la Pastoral de la Familia de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, llevaba 3 años de ministerio sacerdotal.

Hace dos semanas, el P. Milton dio positivo por Covid-19 y pronto tuvo que ser internado en el Hospital.  Su estado pronto empeoró, recibió oxígeno y, hace 10 días, fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos e intubado.

A pesar de la atención médica calificada y el acompañamiento fraterno de los hermanos y feligreses, terminó sufriendo un paro cardíaco en la mañana del 1 de febrero.  Sus funerales serán celebrados por los cohermanos y el cuerpo fue incinerado el mismo día, para luego recibir el homenaje de las comunidades eclesiales a las que se dedicó.

Todos estamos tristes y conmovidos por la muerte del P. Milton. Fue una de las víctimas más del Covid-19, pero también es uno de los muchos testimonios misioneros que embellecen y fecundan la vida de la Iglesia.  Todos, de alguna manera, dicen que estamos dispuestos a dar nuestra vida por el Reino. Y así era como, según los designios de Dios, Milton encajaba. Que esta semilla del Reino, regada de sudor, lágrimas y sangre, germine y florezca en la Congregación y en la Iglesia, como vida abundante para los pobres, como proximidad a los que están lejos y como generosidad para los misioneros.  ¡Señor, recibe esta oferta más exigente pero verdadera de nuestra consagración! Que Milton contemple el rostro del Señor y continúe, desde allí, en la forma que el Padre establece, su misión.

Pedimos a toda la Iglesia de Santa Cruz, elevar sus oraciones por el alma del P. Milton Sulzbacher, MSF, para que alcance el descanso eterno en los brazos de nuestro Padre celestial.

                                                   Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra

                                                                    01 de febrero 2021

Compartir en: