Seleccionar página

Radio Betania 10.05.2022 Después de dos años los niños y adolescentes misioneros tuvieron su encuentro en ocasión de la jornada nacional de Infancia y adolescencia misionera que se celebró el pasado 1ero de mayo; en la arquidiócesis de Santa Cruz el encuentro tuvo lugar en la parroquia San José Obrero el sábado 7 de mayo desde las 8:00 a 12:00,horas participaron 17 parroquias y por motivos de la pandemia se admitió 10 personas por parroquia.

Pedro Solano Coordinador de Infancia y Adolescencia Misionera comento estar muy agradecido por la participación de niños, animadores, adolescentes y padres de familia, los cerca de 180 participantes de diferentes parroquias disfrutaron de una mañana cargada de actividades, cantos, dinámicas, baile, testimonio misionero, merienda.

“Se nota que los niños estaban deseando este encuentro, a ellos le entusiasma salir, ayudar a otros niños con necesidad, cada grupo de Infancia y Adolescencia misionera llego al encuentro con su bolsita de víveres para las familias necesidades de esta comunidad parroquial”. Comento

Auroa y Allison son misioneras laicas italianas compartieron su testimonio y dieron a conocer su experiencia en África y otras partes del mundo donde han visitado. Actualmente prestan su servicio en el Centro de Madres adolescentes y el Hogar San Lorenzo, ambas contagiaron a los participantes el ardor misionero.

PREMIOS

Así mismo se entregó premios a los animadores para incentivarles a seguir con la tarea misionera.

La parroquia Nuestra Señora del Carmen (Los chacos) recibió un premio por llegar temprano.

El premio a los mejores uniformados Parroquia Cristo Servidor.

Recibieron el premio por ser los más alegre de la jornada, parroquia San José de la Bélgica.

EL encuentro concluyo con la celebración eucarística la misma fue presidida por Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz y concelebró padre Luis López.

“Feliz alegre, la alegría se ha visto en los niños, nos hemos contagiado de alegría de volver a encontrarnos, llevemos la alegría del resucitado a cada familia”. A eso nos invita el lema de este año “Pequeños, pero grandes testigos del resucitado”, Pedro Solano