Seleccionar página

Radio Betania 21.04.2021 “Lo más bonito de ser misionera es que podés conocer a muchas personas, podés hacer que conozcan un poco más a Dios, que se sientan amadas por Dios a través de nosotros eso no tiene precio para mí, que podas llevar alegría a estas personas que muchas veces se sienten abandonadas por Dios”, dijo Indahia Gonzales coordinadora de Infancia y Adolescencia Misionera en la parroquia María Auxiliadora de la cuidad de Santa Cruz.

Gonzales vive por la zona del Plan 3000, actualmente es coordinadora de Infancia y Adolescencia Misionera, catequista de Primera Comunión y Monaguilla, define a su parroquia como una casa de amor, “Don Bosco a través de su vida les mostro a sus jóvenes cuanto los amaba yo en mi parroquia me siento amada y lo que más extrañe de ella en la cuarentena fue la Eucaristía y la presencia de mis niños”. Recalco

Para Indahia, ser misionera desde su casa se ha convertido en un reto, ya que antes de la pandemia los fines de semana los pasaba en la parroquia y no participaba de las actividades familiares, cuenta que desde que empezó la pandemia aprovecho para ser misionera desde su casa “traje mi infancia, mi adolescencia y adultez misionera a mi casa, ya que con toda mi familia realice lo que aprendí con los misioneros en la parroquia; juegos, charlas, lectura de la palabra, mi familia se convertido en una familia  misionera, también hicimos la olla común y nos ayudamos mutuamente con los vecinos de mi barrio”. Su familia se siente identificada con el lema para la Jornada de Infancia y Adolescencia Misionera de este año 2021 celebrada este 18 de abril, “familia misionera rebrote de vida nueva”.

 

La joven misionera considera que la oración es fundamental en la vida de un misionero ya que es la comunicación que tenemos con Dios para poder evangelizar, “un misionero para poder anunciar el Evangelio necesita estar agarrado fuertemente de la oración”. Aseguro.

En la Jornada de Infancia y Adolescencia Misionera como grupo hicieron un momento de oración y participamos de la Eucaristía, y luego fueron a dejar alimentos a un comedor de niños, “llevamos alimentos que recolectamos durante la semana a un comedor de niños de la fundación Luz del Mundo en la zona del Plan 3000”.

Al finalizar la entrevista la coordinadora reflexiono sobre dos frases de Santa Teresita del Niño Jesús patrona de Infancia y Adolescencia Misionera: Ver a Jesús en los demás “si yo en mi prójimo veo a Jesús, voy a tratar de cuidarlo, amarlo y ayudarle cuando lo necesite”, la otra frase es; voy a pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra, Indahia considera que un misionero puede hacer muchas cosas desde su casa; como orar por los demás, ayudar económicamente a alguien, darle una palabra de ánimo, mandarle un mensaje o una llamada, “les invito dijo a que sean  esa sal y esa luz del mundo que nos invita a ser el Papa Francisco, concluyo.

Compartir en: